Entrada destacada


Mancebías de Sevilla s. XVI


Y andan ahora los "eminentes" conocedores de la naturaleza humana con disquisiciones miles, todas desatinadas, todas muertas al nacer. Que si multar a las meretrices, que si multar a los clientes, que si seguridad social para las chicas- eso estaría bien-, ... Lo mismo que se construyen parques, hospitales, universidades, la ciudad debería construir y/o reservar un barrio para estos desahogos. Empresas con todo en regla, higiene, meretrices en nómina con seguridad social, sueldos adecuados, control de calidad en los servicios, discreción, anonimato.....en fin todo lo necesario para regular el oficio más antiguo del mundo. Ya que siempre existirá porqué no nos dejamos de beatería buenista y aprendemos de los antiguos jerarcas sevillanos, el resultado sería mejor para las chicas, para los clientes, para la ciudad y sus gentes. 

Lo que supieron gestionar hace cinco siglos y ahora nuestros ilustres políticos mentecatos siquiera atinan a ver: la simpleza del método. Las antiguas mancebías de Sevilla de los siglos XVI y XVII se idearon como un sistema aislado y controlado de la lascivia,  el más eficiente e higiénico: Mental y biológicamente.  El pecado permitido,  tolerado cómo un mal menor para mantener sana la convivencia y la moral cívica. Lean sino este párrafo,  para animarles a seguir leyendo: 

 [ El origen de las mancebías, y su aceptación social, responde a la preocupación de aislar la prostitución para que esta no perturbase el orden público. Las meretrices de la época cumplían una «importante labor social». La investigadora Mary Elizabeth Perry explica en su libro «Ni espada rota ni mujer que trota: Mujer y desorden social en la Sevilla del Siglo de Oro» que «sin su presencia -aludiendo a las prostitutas-, se pensaba que muchos hombres pondrían sus energías en la seducción de mujeres honradas, en el incesto, la homosexualidad o el adulterio. Esta era la doctrina cristiana que se fue elaborando desde el siglo XIII en torno a la sexualidad y a la prostitución, considerada pecaminosa pero necesaria».] 


El artículo completo:

Sevillaciudad.es
 Mancebías de Sevilla s. XVI y XVII
26 agosto, 2014
Escrito por: Pepe Barahona

 Mancebías de Sevilla s. XVI

Comentarios

Entradas populares de este blog

De los tontos contemporáneos

Tiempos revueltos