Entrada destacada


Soneto a Ignacio Echeverría


#minipost

Poesías / Soneto


Si, yo era feliz y siempre lo fuí,
nunca me pregunté porqué vivía.
Como un don donante de alegrías
mi puro corazón se apoderaba de mí.

Crecía mi ser en renuncias de a mil
,así pues, ante el hado, no dudaría,
en mi fuero interior yo me ungía:
Yo sería yo, sin desmayo en la lid.

La traidora muerte rosada no vi,
y dando mi vida salvando otra,
hallé la pétrea razón de mi existir

El héroe no piensa, sino que obra.
no exige jamás precio a su batir,
por eso Dios le acoge y se le honra.


By @Vilpetrus

Comentarios

Entradas populares de este blog

De los tontos contemporáneos

Tiempos revueltos